Connect with us

Claudio Freidzon

La Mano de Dios III

Claudio Freidzon

Publicado

, el

3.RESULTADOS DE LO QUE SIGNIFICA ESTAR BAJO LA PODEROSA MANO DE DIOS:

a.La mano de Dios te promueve: “él te exaltará” (1 P. 5.6):
Tarde o temprano usted alcanzará aquello por lo cual el Señor lo ha llamado. El Señor dice que te exaltará aunque eres débil, aunque no tienes fuerzas, pero estás tomado de la mano de Dios por lo tanto Él te va a promover.

Ahora, en el reino de Dios para ser promovido primeramente muchas veces ocurre que uno da unos pasos hacia atrás.

Así sucedió con la vida de José cuando Dios le dio una visión de un liderazgo delante de sus padres y de sus hermanos y los hermanos lo tomaron por loco, por orgulloso, y lo vendieron, lo encerraron en un pozo y su vida fue poco a poco perdiendo el brillo de lo que parecía que una vez iba a ser el propósito de Dios.

Sin embargo cuando parece que uno va para atrás, cuando uno está promovido por Dios no importa el tiempo que ha pasado, ni que parece que estás retrociendo porque allí es donde Él se encargará de levantarte

Tarde o temprano usted alcanzará aquello por lo cual el Señor lo ha llamado.

Daniel también fue probado en su fe, cuando se prohibió la adoración a todo otro Dios que no fuera Nabucodonosor. Daniel oraba tres veces por día y a causa de eso terminó en el foso de los leones. Pero el Señor lo sacó de allí, lo levantó y humilló a los que lo habían engañado, porque Dios promueve, Dios levanta y Dios avergüenza a aquellos que estaban esperando que las cosas te vayan bien, viendo que Él pone mesa en presencia de tus enemigos.

Aunque parece que vas para atrás, es porque vas a ir para adelante.

Aunque parezca que el sueño, la visión se está demorando y parece que vas para atrás, pero el Señor te dice: “yo te voy a exaltar en presencia de tus angustiadores”.

b.La mano de Dios te protege: (Salmo 91):

c.La mano de Dios da propósitos:

Dios tiene un propósito para tu vida. Dios te creó para algo.
A veces algunos hemos escuchado a ciertos padres en la ira diciendo a sus hijos: “no te deseamos, eres un simple accidente, viniste a este mundo pero no te buscamos, no estamos preparados” y el odio y el veneno atacaron el dulce corazón de un bebé, de una tierna criatura.

Pero no estamos en este mundo por accidente, sus padres no tuvieron un accidente, sino que estás aquí porque Dios lo quiso. No naciste por casualidad, sino porque Dios tenía un propósito contigo. Dios tiene un plan y el plan todavía no se ha cumplido, sino que está por cumplirse lo mejor.

Jeremías 29.11: “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis”.

Dios dice: “mis pensamientos hacia ti son pensamientos de paz, y no de mal”.

El enemigo quiso su mal, pero Jesús lo venció, lo ató. Si el enemigo le quiere hacer mal, le tiene que pedir permiso a su dueño, y su dueño es Jesucristo, el Hijo del Dios Viviente. Jesús pagó por usted y usted ha sido sellado con la sangre de Cristo.

Dios nos lleva de su mano, para que conozcamos su perfecto plan.
Jeremías 1.5 dice: “antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones”.

Tú eres un regalo, eres un don, no eres un problema, no eres un quiste, no eres alguien en el mundo que lastima, que hiere. No eres un problema, sino que eres una bendición para este mundo, estás lavado, santificado y enviado para que sea bendición. Dios lo ha puesto en este mundo para bendecir a los demás.

1 Samuel 22.1-2: “Yéndose luego David de allí, huyó a la cueva de Adulam; y cuando sus hermanos y toda la casa de su padre lo supieron, vinieron allí a él.

Y se juntaron con él todos los afligidos, y todo el que estaba endeudado, y todos los que se hallaban en amargura de espíritu, y fue hecho jefe de ellos; y tuvo consigo como cuatrocientos hombres”.

Todos estos hombres en algún momento pensaron, que la vida no se le iba a modificar jamás. Vivían en una realidad constante, unos afligidos, otros endeudados, otros rechazados, amargados, hasta que un día pasaron por una cueva donde estaba David huyendo por sus propios problemas y se encontraron con el ungido de Dios. Dice la Escritura que esa actitud de gente increíblemente dañada, herida, terminó cambiando, siendo transformada en gente valiente.

2 Samuel 23.8 en adelante nos habla de que esos hombres afligidos, endeudados, amargados, débiles, terminaron siendo valientes, porque se juntaron con el ungido de Dios. Y el propósito para ellos era tan grande que terminaron siendo valientes renombrados.

Dice la Escritura que uno de ellos mató a 800 hombres, otro hirió a muchos filisteos que se cansó y su mano quedó pegada a la espada. Hombres sin propósito, sin destino, sin planes, dando vueltas, Dios los guió al camino correcto.

Dios tiene grandes cosas para usted, porque desde el día en que se encontró con Jesús usted cambió de ser una persona amargada, endeudada, afligida, temerosa a ser un valiente, a ser un guerrero conquistador de Dios.

¡Tómese de la mano de Jesús y usted terminará siendo un valiente de Dios, una persona transformada para grandes cosas!

Claudio Freidzon nació en Buenos Aires, Argentina, el 19 de septiembre de 1955. En 1986 fundó la Iglesia Rey de Reyes en Buenos Aires, que actualmente cuenta con más de 20.000 miembros. El ministerio del Pastor Claudio Freidzon se caracteriza por las manifestaciones poderosas del Espíritu Santo a través de señales y milagros. En 1992, en su búsqueda personal Claudio Freidzon le llevó a tener un poderoso encuentro con el Espíritu Santo, el cual revolucionó su vida y su ministerio. Claudio Freidzon es autor de los libros: Espíritu Santo Tengo Hambre de Ti, Tesoro en Vasos de Barro, y Rendido Totalmente

Continua Leyendo
Comenta el Mensaje

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Ultimas Predicas

Copyright © 2018 Predicas.co