Connect with us

Rick Warren

Una Vida con Propósito: Fuiste creado para ser como Jesús

Rick Warren

Publicado

, el

FUISTE CREADO PARA SER COMO JESUS
Romanos 8:29 (Traducción en lenguaje actual)
29 Desde el principio, Dios ya sabía a quiénes iba a elegir, y ya había decidido que fueran semejantes a su Hijo, para que este sea el Hijo mayor.
Esta no es una idea nueva de Dios, cuando el hizo al hombre dijo: hagamos al hombre a nuestra imagen.
Dios quiere santificarte, que incorpores las características, cualidades, valores morales, y el carácter de Jesucristo mismo.
Dios quiere que a vos te importe lo que a él le importe. Que pienses y actúes como él y que ames como él ama. Dios quiere que seas santo.
A Dios le importa más lo que eres que cualquier actividad que realices. ¿Por qué? Porque cuando te mueras no te llevarás tu casa al cielo, ni tu auto, ni tu fama. Te llevarás tu carácter, tu carácter se va contigo.
Por eso Dios quiere desarrollar tu carácter, el te puso en la tierra para desarrollar tu carácter
Filipenses 2:5 (Traducción en lenguaje actual)
5 Tengan la misma manera de pensar que tuvo Jesucristo
La vida comienza a tener sentido cuando entiendes esto, que el propósito de Dios es que seas como Jesucristo.
La gente a veces pregunta ¿Por qué me pasa esto a mi? Todos nos hacemos la misma pregunta, pero la respuesta es “Dios quiere hacerte como a Jesús”.
El objetivo de Dios no es tu comodidad, el objetivo de Dios es tu carácter.

No hay atajos a la madurez espiritual, toma tiempo, tú puedes tener prisa, pero Dios va a tomarse todo el tiempo necesario para hacerte como a Cristo.

2 Corintios 3:16-18
16 Sin embargo, cuando alguien se arrepiente y pide perdón al Señor, llega a comprenderlo. Es como si le quitaran el velo a su entendimiento.17-18Porque el Señor y el Espíritu son uno mismo, y donde está el Espíritu del Señor hay libertad. Y nosotros no tenemos ningún velo que nos cubra la cara. Somos como un espejo que refleja la grandeza del Señor, quien cambia nuestra vida. Gracias a la acción de su Espíritu en nosotros, cada vez nos parecemos más a él.
El proceso de llegar a ser como Cristo se llama Discipulado
¿Qué hace Dios para hacernos como Cristo? Lo hace de muchas y diversas maneras. El usa su Espíritu Santo, él usa la Biblia, él usa otras personas, el usa la tentación sorprendentemente y usa los problemas.
Todos los problemas de tu vida tienen un propósito, los pequeños, los medianos, los grandes, todos tienen un propósito, y el propósito es darte la oportunidad de desarrollar tu carácter.
Para que llegues a ser como Jesucristo, Dios te va hacer pasar por las mismas cosas que Jesús pasó.
¿Hubo momentos en los que Jesús estuvo solo?
¿Hubo momentos en los que Jesús estaba cansado y agotado?
¿Hubo momentos en los que fue mal interpretado, juzgado y criticado injustamente?
¿Hubo momentos en los que sintió darse por vencido?
¿Por qué crees que Dios permitiría que su propio hijo pasara por todas esas cosas?
Algunos piensan que cuando vienen a Jesús sus problemas acabarán, no estamos en el cielo, estamos en la tierra. Un día irás a un lugar donde no hay problemas, pero ahora tienes muchos problemas. Pero Dios no los deshace de golpe porque él está más interesado en tu carácter que en tu comodidad.
Dios quiere hacernos como Jesús, pero ¿Cómo es Jesús?
Galatas 5:19-23
19 Todo el mundo conoce la conducta de los que obedecen a sus malos deseos: No son fieles en el matrimonio, tienen relaciones sexuales prohibidas, muchos vicios y malos pensamientos.20 Adoran a dioses falsos, practican la brujería y odian a los demás. Se pelean unos con otros, son celosos y se enojan por todo. Son egoístas, discuten y causan divisiones.21 Son envidiosos, y hasta matan; se emborrachan, y en sus fiestas hacen locuras y muchas cosas malas. Les advierto, como ya lo había hecho antes, que los que hacen esto no formarán parte del reino de Dios.
22 En cambio, el Espíritu de Dios nos hace amar a los demás, estar siempre alegres y vivir en paz con todos. Nos hace ser pacientes y amables, y tratar bien a los demás, tener confianza en Dios,23 ser humildes, y saber controlar nuestros malos deseos. No hay ley que esté en contra de todo esto.24 Y los que somos de Jesucristo ya hemos hecho morir en su cruz nuestro egoísmo y nuestros malos deseos.
25 Si el Espíritu ha cambiado nuestra manera de vivir, debemos obedecerlo en todo.26 No seamos orgullosos, ni provoquemos el enojo y la envidia de los demás, creyendo que somos mejores que ellos.
Jesús encarna perfectamente todos los frutos del Espíritu, El propósito de Dios es hacer lo mismo contigo.
¿Cómo produce Dios el fruto del Espíritu en nuestra vida?
¿Voy caminando por la calle y de pronto reboso de amor? ¿voy caminando y de pronto el gozo me inunda? ¿De golpe me vuelvo paciente?
Dios produce el fruto del Espíritu poniéndote en la situación contraria y permitiendo que seas tentado para hacer lo opuesto. Dios no tienta a nadie, pero usa todas las circunstancias de esta vida para su propio bien.
Por ejemplo, es fácil amar a la gente agradable como yo, pero para enseñarnos amar Dios va a ponernos en un círculo de personas desagradables. ¿Por qué? Porque el amor es incondicional.
El gozo no es lo mismo que la alegría, la alegría depende de las circunstancias, por ejemplo si vas a un parque de diversiones, vas a estar contento, pero cuando llegas a tu casa y te das cuenta de lo que gastaste la alegría desapareció. El gozo va más allá, viene de comprender quienes somos en Cristo.
¿Cómo aprendes la paciencia?
No puedes decir que eres bueno si nunca fuiste tentado a ser malo. No puedes decir que eres fiel si nunca fuiste tentado a ser infiel, no puedes decir que tienes integridad si nunca tuviste ocasión de mentir.
Cada tentación es una oportunidad para crecer. ¿Cuál es el objetivo? El objetivo es alcanzar la madurez espiritual.
No hay atajos a la madurez espiritual, toma tiempo, tú puedes tener prisa, pero Dios va a tomarse todo el tiempo necesario para hacerte como a Cristo.
A veces nos desalentamos porque no vemos muchos cambios, pero Dios prometió estar siempre con nosotros, él nunca se dará por vencido.
Filipenses 1:6 (Traducción en lenguaje actual)
6 Dios empezó el buen trabajo en ustedes, y estoy seguro de que lo irá perfeccionando hasta el día en que Jesucristo vuelva.
Dios terminará lo que comenzó en tu vida, por lo tanto, cuando comiences a deprimirte porque no estás creciendo como esperabas crecer, recuerda que ”aunque no eres lo que habrás de ser, tampoco eres lo que eras”
Dios tiene poder para cambiar a la gente

Continua Leyendo
Comenta el Mensaje

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Ultimas Predicas

Copyright © 2018 Predicas.co