Connect with us

Reinhard Bonnke

La Necesidad de Predicar el Evangelio

Reinhard Bonnke

Publicado

, el

Permítame recordarle que la iniciativa no depende de nosotros, depende de Dios. Detrás de todas las cosas se encuentra el Espíritu de Dios. Una vez entendemos esto, nos damos cuenta de que podemos ser tanto importantes como insignificantes ante las cosas que Dios se encuentra realizando.

Estamos centrados en Dios, y no el mundo. Las personas dicen que nosotros los cristianos somos excéntricos. Pero un objeto excéntrico se mueve alrededor de un punto que no está centralizado.

Así es precisamente como la Biblia describe “al mundo”. No son los creyentes, ni los evangelistas, ni las personas que testifican acerca de Él, ni los cristianos, los que son excéntricos, sino el mundo. El mundo gira alrededor de sí mismo, pero el creyente gira alrededor de Dios.

Cuando las personas en la iglesia hablan de la importancia del Evangelio, usualmente se refieren a que debemos demostrar que el Evangelio tiene algo en común con el mundo de la industria, el comercio y el entretenimiento. Sin embargo, estas personas están viendo las cosas a la inversa.

La pregunta no es, si el mensaje puede ser identificado con las cosas de este mundo; sino más bien, si el mundo está dispuesto a identificarse con el mensaje de la Cruz. Pobre del mundo si no es así, ya que será juzgado en la Cruz. Si el mundo no le da importancia al Evangelio, entonces el mundo está a la deriva; no tiene ancla.

Si usted sigue a Jesús, irá a dondequiera que Él va; haciendo el bien y sanando a todos aquellos que están siendo oprimidos por el diablo. ¡Gloria a Dios!

Otra cosa que he escuchado a las personas decir es que “los evangelistas contestan preguntas que el mundo no está preguntando”. ¡Gracias a Dios por eso! Estamos ofreciendo las respuestas correctas; preparados para cuando el mundo decida hacer las preguntas correctas. Como el mundo está haciendo las preguntas incorrectas, cualquier contestación será también incorrecta.

La importancia de las cosas está relacionada a la situación y al objetivo. Solamente somos importantes cuando podemos identificarnos con las cosas que el Espíritu Santo está haciendo. A nosotros nos dicen muchas veces que nuestro ministerio tiene que estar dirigido a los tiempos en que vivimos.

Esto es algo absurdo. Nuestras vidas giran en torno a Dios. La maquinaria del cielo se está moviendo, rueda con rueda. Es la maquinaria del cielo y no la de la tierra, la que nos debe preocupar. Si como cristianos, nuestras vidas giran alrededor del mundo, entonces, vamos a convertir al Evangelio en otra forma más de materialismo – sólo en otra forma más de poder obtener bienes y dinero.

La Biblia nos dice en Romanos 12:2 que lo importante no es que nuestro mensaje se acomode a las situaciones – “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”, – sino que las situaciones se acomoden a la verdad de Cristo. De hecho, el mundo carece de importancia si no puede identificarse con Dios.

La Prioridad más Importante

Tenemos que poner nuestras prioridades en el orden correcto. Nosotros tenemos que estar alineados con la más importante de todas las revelaciones – el amor de Dios por un mundo que se pierde – que está a la deriva en aguas estancadas. Aguas que están llenas de los escombros de las controversias teológicas y de las políticas eclesiásticas. Nuestra prioridad debe ser la misma que la del Espíritu Santo

. ¿Por qué razón está el Espíritu Santo aquí? El Espíritu Santo nos ha sido dado para que seamos sus testigos. Su misión es exaltar la obra de Cristo y capacitar a los seres humanos (vea Juan 16:9-11; Hechos 1:8). Si deseamos movernos en el Espíritu, tenemos que envolvernos en este tipo de actividad ya que eso es lo que Él está haciendo.

Algunas personas que hablan acerca de lo que es moverse en el Espíritu parecen pensar y actuar como si ellos fuesen los que mueven al Espíritu. Según Isaías 40:13, esto no es bíblico: “¿Quién enseñó al Espíritu de Jehová, o le aconsejó enseñándole?” El Espíritu de Dios no se mueve a escondidas.

Él no sale de repente en una nueva e inesperada dirección, siendo reconocido solamente por algunos miembros de un grupo espiritual superior. Dios aún se encuentra obrando en medio de las personas que están abatidas; los pecadores, los que no tienen esperanza, los que se pierden. Sigan a Jesús – es una expresión mucho más importante que moverse en el Espíritu.

Si usted sigue a Jesús, irá a dondequiera que Él va; haciendo el bien y sanando a todos aquellos que están siendo oprimidos por el diablo (vea Hechos 10:38). ¡Gloria a Dios!

Reinhard Bonnke

El evangelista Reinhard Bonnke es conocido principalmente por sus grandes Cruzadas Evangelísticas por todo el continente de África. Hijo de pastor, Reinhard entregó su vida al Señor a los nueve años de edad, y oyó el llamado al campo misionero africano antes de llegar siquiera a la adolescencia. Después de estudiar en el seminario bíblico en Gales y su ordenación en Alemania, pastoreó una iglesia y después fue a comenzar la obra misionera en África. Fue allí, en el pequeño reino montañoso de Lesoto, donde Dios puso en su corazón la visión de “el continente de África, siendo lavado en la preciosa sangre de Jesús”; un continente entero, desde Ciudad del Cabo hasta Cairo, y desde Dakar hasta Djibouti, que necesitaba ser alcanzado y oír la proclamación del evangelio seguido de señales. El evangelista Bonnke comenzó a realizar reuniones en una carpa que acomodaba solamente a 800 personas, pero a medida que la asistencia fue aumentando regularmente, tuvieron que comprarse carpas cada vez más grandes, hasta que finalmente, en 1984, él comisionó la construcción de la estructura móvil más grande del mundo: ¡una carpa capaz de dar asiento a 34.000 personas! Pronto, la asistencia a sus reuniones llegó a sobrepasar la capacidad de esta inmensa estructura, y él comenzó a realizar Campañas Evangelísticas al aire libre, ¡con una reunión inicial de más de 150.000 personas por servicio! Desde entonces, ha realizado reuniones en ciudades por todo el continente, con hasta 1.600.000 personas asistiendo a una sola reunión, usando inmensos sistemas de sonido que pueden oírse a millas de distancia. Ahora han pasado cuarenta y cinco años desde que Reinhard Bonnke fundó el ministerio internacional de Cristo para Todas las Naciones (CfaN), que actualmente tiene oficinas en los Estados Unidos, Brasil, Canadá, Alemania, República Checa, Reino Unido, Nigeria, Sudáfrica, Singapur, Australia y Hong Kong. Desde 1987, mediante multitud de grandes eventos en África y otras partes del mundo, el ministerio ha registrado más de 77 millones de decisiones por Jesucristo documentadas.

Continua Leyendo
Comenta el Mensaje

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Ultimas Predicas

Copyright © 2018 Predicas.co