Connect with us

Reinhard Bonnke

El Espiritu de los Profetas

Reinhard Bonnke

Publicado

, el

El bautismo en el Espíritu Santo enviste a los creyentes con el Espíritu de los profetas. Cuando los profetas experimentaban la presencia supernatural de Dios, lo llamaban «el Espíritu de los profetas». Joel 2:28 promete que el mismo Espíritu de los profetas sería derramado sobre toda carne y todo tipo de personas profetizarían.

El Espíritu ya no vendría sobre unas pocas personas. Además, el poder del Espíritu ya no sería otorgado para realizar obras especificas sino como un regalo permanente de Cristo para todos los creyentes.

Esto no quiere decir que todos los que han sido bautizados en el bautismo de los profetas harán las mismas obras que Elías o Isaías hicieron. 1ra de Corintios 12:29 pregunta, «¿Somos todos profetas?» El Evangelio tiene una naturaleza profética la cual no pude ser alterada. Si nosotros decidimos compartir el Evangelio con otras personas, necesitamos el Espíritu de profecía para que nos revele el mensaje del Evangelio con validez profética.

El pueblo de Israel creía que Dios siempre se encontraba presente y obrando tras bastidores. Aunque el Salmista le pidió a Dios que saliera de los lugares donde se escondía, él sabía que Dios estaba presente. Cuando David se lanzó a la guerra con Israel, él lo hizo por medio de su Espíritu.

El Evangelio tiene una naturaleza profética la cual no pude ser alterada. Si nosotros decidimos compartir el Evangelio con otras personas, necesitamos el Espíritu de profecía para que nos revele el mensaje del Evangelio con validez profética

Cuando el viento dividió las aguas del Mar Rojo, fue por causa de «Al soplo de tu aliento se amontonaron las aguas;» (Éxodo 15:8). Cuando los profetas profetizaban, era Dios el que obraba, pero Dios como el Espíritu del Señor. Pedro también utilizó ese mismo concepto cuando escribió, «Toda la Escritura es inspirada por Dios…» (2da Timoteo 3:16).

En el primer día de Pentecostés, «…de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se le aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos» (Hechos 2:2-3). Todos hablaron en otras lenguas, «las maravillas de Dios» (Hechos 2:11).

En su discurso, Pedro señaló: «Mas esto es lo dicho por el profeta Joel…» (Hechos 2:16). La profecía de Joel decía que los jóvenes y los viejos profetizarían. Al leer el discurso de Pedro en su totalidad, no cabe duda de que Pedro consideraba que las lenguas y las profecías eran semejantes. Básicamente, profetizar es hablar estando bajo el poder de Dios.

El evangelista Reinhard Bonnke es conocido principalmente por sus grandes Cruzadas Evangelísticas por todo el continente de África. Hijo de pastor, Reinhard entregó su vida al Señor a los nueve años de edad, y oyó el llamado al campo misionero africano antes de llegar siquiera a la adolescencia. Después de estudiar en el seminario bíblico en Gales y su ordenación en Alemania, pastoreó una iglesia y después fue a comenzar la obra misionera en África. Fue allí, en el pequeño reino montañoso de Lesoto, donde Dios puso en su corazón la visión de “el continente de África, siendo lavado en la preciosa sangre de Jesús”; un continente entero, desde Ciudad del Cabo hasta Cairo, y desde Dakar hasta Djibouti, que necesitaba ser alcanzado y oír la proclamación del evangelio seguido de señales. El evangelista Bonnke comenzó a realizar reuniones en una carpa que acomodaba solamente a 800 personas, pero a medida que la asistencia fue aumentando regularmente, tuvieron que comprarse carpas cada vez más grandes, hasta que finalmente, en 1984, él comisionó la construcción de la estructura móvil más grande del mundo: ¡una carpa capaz de dar asiento a 34.000 personas! Pronto, la asistencia a sus reuniones llegó a sobrepasar la capacidad de esta inmensa estructura, y él comenzó a realizar Campañas Evangelísticas al aire libre, ¡con una reunión inicial de más de 150.000 personas por servicio! Desde entonces, ha realizado reuniones en ciudades por todo el continente, con hasta 1.600.000 personas asistiendo a una sola reunión, usando inmensos sistemas de sonido que pueden oírse a millas de distancia. Ahora han pasado cuarenta y cinco años desde que Reinhard Bonnke fundó el ministerio internacional de Cristo para Todas las Naciones (CfaN), que actualmente tiene oficinas en los Estados Unidos, Brasil, Canadá, Alemania, República Checa, Reino Unido, Nigeria, Sudáfrica, Singapur, Australia y Hong Kong. Desde 1987, mediante multitud de grandes eventos en África y otras partes del mundo, el ministerio ha registrado más de 77 millones de decisiones por Jesucristo documentadas.

Continua Leyendo
Comenta el Mensaje

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Ultimas Predicas

Copyright © 2018 Predicas.co