Connect with us

Luis Palau

El Culto Familiar

Luis Palau

Publicado

, el

Algunas de las cosas más importantes que usted y yo diremos y haremos tendrán lugar en el hogar.

Allí es donde los niños reciben la educación más crucial. Como promedio, nuestros hijos pasan el 1% de su tiempo en la iglesia, el 16% en la escuela y el restante 83% en el hogar o cerca de él.

Una universidad en la ciudad de Nueva York gastó 250.000 dólares en un proyecto de investigación cuyas conclusiones fueron sencillamente verdades que hallamos en la Biblia: En la vida de un niño, no hay fuerza que se compare al impacto de su hogar.

Nunca estaremos exagerando al referirnos a lo vital de la influencia de un padre justo y temeroso de Dios.

A menos que nuestros hijos vean la diferencia que Cristo hace en nuestras vidas y oigan el evangelio presentado de manera clara, casi invariablemente rechazarán el cristianismo. Dios no tiene nietos, sólo hijos. Lo descubrí cuando niño. Mis padres amaban y servían al Señor Jesucristo, pero llegó el día en que yo también tuve que entregar al Señor mi propia vida.

A menos que nuestros hijos vean la diferencia que Cristo hace en nuestras vidas y oigan el evangelio presentado de manera clara, casi invariablemente rechazarán el cristianismo

Dios ha dispuesto el hogar como el sitio donde su Palabra debe ser enseñada, vivida y transmitida de generación en generación. Deuteronomio 6:6-7 nos instruye: «Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes».

Alguien ha dicho que hay que instruir al niño en su camino, y de vez en cuando también andar por ese camino. Cuando compartimos con nuestros hijos momentos alrededor de la mesa, durante las comidas o en otras ocasiones del día, ellos notan cada actitud que tenemos y cada palabra que decimos–y nos imitan.

¿Acaso puede usted decir a sus hijos, sin vergüenza alguna: «Sigan mi ejemplo, así como yo sigo el de Cristo» (1 Corintios 11:1 BD)?

Una de las formas más efectivas en que los padres comunican su fe a los niños es guiándolos en un culto familiar. Un tiempo apartado para el estudio de la Biblia y la oración debe ser una parte diaria, natural y agradable de la vida en familia. Haga que sus hijos lean una corta porción de la Escritura y luego comenten el significado. Trate de ser creativo–es casi un «pecado» aburrir a alguien cuando estamos enseñando la Biblia.

La oración es otro aspecto esencial de la vida familiar, aspecto que debiera extenderse a lo largo del día–antes de la escuela, durante las comidas y a la hora de ir a acostarse a la noche. Enseñe a sus hijos a agradecer a Dios por su protección y bondad, a confesar sus pecados y a orar por sus parientes y amigos.

Somos responsables del cuidado y enseñanza de cada hijo que Dios nos da. Por lo general los tenemos en el hogar por un corto tiempo, hasta tanto ellos forman sus propias familias.

Debemos orar a Dios pidiéndole que nos enseñe «de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría» (Salmo 90:12). El escritor A. Tozer afirmó: «La vida es un ensayo corto y febril para un concierto al que no podemos asistir». Nuestro tiempo es limitado, y debemos decidir qué haremos y qué no haremos para educar a nuestros hijos de la mejor manera, «en amorosa disciplina cristiana, mediante sugerencias y consejos piadosos» (Efesios 6:4 BD).

Tenga como prioridad decir y hacer aquellas cosas que enseñarán a sus hijos las lecciones más importantes de la vida. Utilice el culto familiar para integrar el cristianismo en cada uno de los aspectos de su hogar.

Comience a hacer planes inmediatos a fin de llevar a la práctica el culto familiar.

Luis Palau nació el 27 de noviembre de 1934 en Buenos Aires Argentina. Es evangelista, conferenciante y maestro bíblico internacional de renombre mundial que les habla a cientos de miles de personas cada año en sus festivales. Luis Palau es además autor de muchos libros. Ya sea en los escenarios hablando a multitudes de un cuarto de millón de personas; a través de sus mensajes de radio que se escuchan cada día en más de cuarenta países; o en consejería y oración con líderes de la iglesia local hasta la Casa Blanca. Luis Palau permanece como uno de los comunicadores más eficientes y convincentes del mundo

Continua Leyendo
Comenta el Mensaje

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Ultimas Predicas

Copyright © 2018 Predicas.co