Connect with us

John Piper

Sintiéndonos Seguros en Dios

John Piper

Publicado

, el

Una de las ayudas más grandes que podemos tener para tener esperanza es saber que Dios quiere que la tengamos… Sirve de muy poco consuelo el creer que algunas personas son salvas pero no saber si estamos incluidos entre ellas.

Recientemente mi corazón se ha regocijado tanto por la seguridad de mi propia salvación que me gustaría compartir este gozo con todos ustedes.

Primero permitanme recomendarles un libro:. “El Cielo en la Tierra. ” Este fue publicado en 1654 por Thomas Brooks y re-impreso por la publicadora Banner of Truth Trust en 1982. Si usted está hambriento por una apasionada comida saturada por la Biblia y llena de proteina sólida, adquiera este libro. En éste Brooks se dirige a sus lectores de la siguiente manera:

Amados en nuestro apreciado Señor, ustedes son aquellos de los cuales el mundo no era digno( Hebreos 11:38). Ustedes son aquellos principes que lucharon con Dios y prevalecieron(Genesis 32:28). Ustedes son los nobles en los cuales Cristo se deleita. (Salmo 16:3). Ustedes son su gloria.. Ustedes son sus escogidos, sus elegidos, los mejores instrumentos que El usará para llevar a cabo sus mejores y más grandes obras en contra de sus peores y más grandes enemigos en los últimos dias.
La declaración que más me ha movido recientemente está en Hebreos 6:17 donde dice: “Por eso Dios, queriendo demostrar claramente a los herederos de la promesa …;” Esta frase me impactó poderosamente. Fue tan fresco, tan necesario, tan precioso el saber que Dios quiere mostrarnos claramente que su propósito de salvarnos es inconmovible.

Dios quiere que yo me goze en la seguridad de sus buenos planes para mí.

Dios quiere que yo me goze en la seguridad de sus buenos planes para mí. Muchas religiones (y aun muchas denominaciones dentro del cristianismo) dicen, “Sí, Dios salva a la personas pero tú no puedes saber si estas incluido entre ellas.” No puedes estar seguro que tus obras son suficientemente buenas o que tu fe es suficientemente fuerte.” Esto es algo mortal .. Y es erroneo. Dios ha hecho y dicho tanto para dar a su pueblo confianza y seguridad de salvación que es un asalto a su integridad el decir que no podemos tenerla.

En 1Juan 5:13 se nos dice; -“Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna…En 2Corintios 5:1,5: “Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabernáculo, se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los cielos…. – Mas el que nos hizo para esto mismo es Dios, quien nos ha dado las arras del Espíritu..” Y en Hebreos 10:21,23 – “acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe …Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza”

Brooks nos narra la historia de Alejandro el Grande quien repartió todo su oro cuando se fue en pos de una prometedora expedición. Cuando le preguntaron que porque hizo esto él dijo: “Por la esperanza de grandes y mejores cosas” Y asimismo es con nosotros. Si tenemos la confianza de grandes y mejores cosas, tendremos la libertad de vivir radicalmente para Jesús.

Firmemente anclado en Dios,

El pastor John

John Piper estudió Literatura y Filosofía en Wheaton College. Después de la Universidad, completó una Licenciatura en Teología en el Seminario Teológico Fuller, en Pasadena California. Fue a través de Daniel Fuller que descubrió los escritos de Jonathan Edwards. John Piper hizo un doctorado en Estudios del Nuevo Testamento, en la Universidad de Munich, Alemania. En 1980, John Piper se convirtió en el Pastor de la Iglesia Bautista de Belén, en Minneapolis, Minnesota dónde ha estado ministrando desde entonces. John Piper ha escrito cuantiosos libros como: La Supremacia de Cristo, Pacto Matrimonial, Los Peligros del Deleite, No Desperdicies Tu Vida, etc.

Continua Leyendo
Comenta el Mensaje

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Ultimas Predicas

Copyright © 2018 Predicas.co