Connect with us

Joel Osteen

Valore el Día de Hoy

Joel Osteen

Publicado

, el

Algunas personas están convencidas que la vida es simplemente una serie de problemas que se tienen que resolver.

Entre más pronto logren salir del problema, más pronto estarán felices, pero la verdad de todo es que después de pasar con éxito este problema, habrá otro nuevo que enfrentar. Y al haber superado ese obstáculo, habrá alguna otra cosa que superar pues siempre hay otra montaña que escalar.

Por eso es tan importante disfrutar el viaje, no sólo es destino final. Nunca llegaremos, en este mundo, a un lugar donde todo esté perfecto y ya no tengamos retos. Por muy admirable que sea el fijarse metas y lograr alcanzarlas, no debe involucrarse tanto en alcanzar esas metas que cometa el error de no disfrutar el punto donde se encuentra en este momento.

Me ha tocado oír decir a algunos padres: “Bueno, en cuanto salgan de pañales mis hijos, estaré alegre”. Después de algunos años dicen: “En cuanto entren a la escuela, tendré algo de tiempo libre. Entonces si estaré alegre”. Pasan unos años más y comentan: “Cuando se reciban los hijos, las cosas se calmarán, y entonces podré disfrutar de mi vida”.

Necesitamos entender que el enemigo no quiere robar sus sueños, su salud, o sus finanzas, tampoco quiere su familia, lo que quiere principalmente es su gozo.

Mientras tanto, la vida les pasa por alto. “Nada más que reciba este ascenso, cuando cierre este trato de negocios, cuando me jubile…”. No, usted necesita aprender a disfrutar de su vida ahora, cada día, cada parte de la jornada de la vida. No espere que todo esté tranquilo, que sus problemas estén resueltos, que su pareja cambie, que el negocio crezca o que la deuda sea liquidada para poder disfrutar de su vida.

Tampoco busque que los grandes acontecimientos sean la fuente de su alegría porque aunque causen gozo por un tiempo, después se desvanece, y usted se queda como un adicto que busca la droga ya que necesitará y buscará alguna otra cosa que le produzca gozo.

¿Por qué no ser feliz ahora mismo? No permita que pasen muchos años para darse cuenta luego, demasiado tarde, que algún evento o logro, y aun una serie de ellos, no le producen un gozo duradero. Valore el día de hoy. Disfrute de la jornada de la vida.

Estos son los mejores días, y esperamos que dentro de veinte años usted podrá mirar atrás y decir: “¡Fue una de las mejores épocas de mi vida!”

Puede estar diciendo: “Pero, es que tengo tantos problemas. ¿Cómo puedo disfrutar de la vida?” Necesita darse cuenta que cada persona tiene problemas; usted no es el único en ese aspecto. Todos pasamos por tiempos que no entendemos, y aunque usted piensa que sus problemas son enormes, trágicos o devastadores, alguien – posiblemente muchas personas – vive una situación mucho peor a la suya.

Si compara su vida a la de otra persona, la suya tal vez parecerá un lecho de rosas. Nunca devalúe lo que Dios ha hecho por usted porque, aunque tenga algunos obstáculos hoy, algunas personas darían todo por tener su vida. Los que vivimos en los Estados Unidos deberíamos estar agradecidos por todo lo que tenemos y deberíamos dejar de mirar sólo lo que está mal y agradecerle a Dios por lo que está bien.

El apóstol Pablo escribió más de la mitad del Nuevo Testamento estando encarcelado, y en muchas ocasiones en celdas como del tamaño de un pequeño cuarto de baño. Algunos historiadores y comentaristas bíblicos creen que el sistema de aguas negras corría por en medio de una de las cárceles donde se encontró Pablo por un tiempo. Algunos comentaristas dicen que es posible que él escribiera algunos de los grandes y maravillosos pasajes del Nuevo Testamento parado en aguas negras que en ocasiones le hubieran subido hasta la cintura.

Sin embargo, Pablo escribió palabras tan llenas de fe como “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”, y “Más a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús…” y “Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: “¡Regocijaos!” Note que debemos regocijarnos y estar contentos siempre, en todo momento. En su tiempo de dificultad, cuando las cosas no van como usted quisiera, en lugar de atufarse y sentir autocompasión, tome la decisión de regocijarse en el Señor. ¡Escoja estar feliz! Escoja mantenerse lleno de gozo.

Cuando se regocija en medio de sus dificultades, está hiriendo al enemigo porque no sabe qué hacer con personas que siguen alabando a Dios a pesar de sus circunstancias. Nuestra actitud debería ser: No me importa lo que venga contra mí, yo me mantendré lleno del gozo del Señor. He decidido vivir mi vida y ser feliz, y disfrutaré de mi vida al máximo.

Necesitamos entender que el enemigo no quiere robar sus sueños, su salud, o sus finanzas, tampoco quiere su familia, lo que quiere principalmente es su gozo. La Biblia nos dice que “el gozo del Señor es su fortaleza”, y su enemigo sabe que si puede engañarle y convencerle de vivir siempre deprimido y triste, usted no tendrá la fuerza necesaria – ni física, ni emocional, ni espiritual – para sobrellevar sus ataques. Usted será vulnerable y débil.

Joel Osteen es el pastor principal de la congregación Lakewood Church en Houston, Texas, la cual es una de las iglesias más grande de EE.UU; según la revista Forbes y Outreach, con 30.000 miembros. Joel Osteen es catalogado como el pastor de programa inspiracional. En el 2004, Joel Osteen escribe su primer libro: Su Mejor Vida Ahora, fue lanzado por Time Warner quedando en los primero lugares de la lista de éxitos de venta del New York Times, y pronto subió al número uno. Se mantuvo en dicha lista de éxitos de ventas durante más de dos años y ha vendido más de cuatro millones de copias

Continua Leyendo
Comenta el Mensaje

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Ultimas Predicas

Copyright © 2018 Predicas.co