Connect with us

Joel Osteen

Mantenga Abierto su Corazón a la Compasión

Joel Osteen

Publicado

, el

Cuando mi papá y yo viajábamos a otros países alrededor del mundo, en una ocasión nuestro avión aterrizó en una pequeña isla muy aislada, y como íbamos a estar en ese lugar por una hora, nos bajamos del avión para estirar las piernas un poco.

El aeropuerto no era más que un edificio raquítico con un techo de paja y unos cuantos banquitos alrededor de un pequeño comedor. Yo me acerqué para comer algo, y al regresar con mi papá percibí que estaba hablando con un hombre como de mi edad, pero estaba muy descuidada su apariencia.

Me había en el hombre al bajarme del avión, de hecho, era difícil no notarlo porque se encontraba tirado en el piso afuera del edificio, y era obvio que tenía bastante tiempo en ese lugar.

Él y mi papá platicaron durante toda la hora mientras le daban servicio al avión y, cuando era hora de partir, pude ver que mi papá sacó su billetera y le dio algo de dinero al joven. Arriba del avión, le pregunté a mi papá de que se había tratado todo aquello, y qué hacía ese hombre allí y cuál era su historia.

Mi papá me dijo: “Joel, ese hombre iba rumbo a su casa en los Estados Unidos, pero se le terminó el dinero. Tiene varias semanas aquí, solo, y sin salida; por eso le di suficiente dinero para llegar a su casa”.

Las semillas de bondad y compasión de Dios fueron sembradas en el corazón de ese joven, y él nunca será igual, pero note que todo comenzó con un corazón lleno de compasión cuando mi papá se tomó el tiempo de escuchar la historia del joven.

Se le llenaron los ojos de lágrimas al decir: “Cuando me bajé del avión y lo vi tirado en el suelo, le tuve tanta compasión que tenía ganas de recogerlo y darle un abrazo. Quería amarlo y confortarlo, y decirle que sí va a lograrlo”. Él siguió diciendo: “Lo único que podía pensar, Joel, era: ¿Qué tal si fuera Paul, o una de mis hijas? ¡Cómo quisiera que alguien le prestara ayuda a uno de mis hijos!”

Mi papá estaba sembrando semillas de compasión y amor, y estaba haciendo una diferencia en el mundo. Uno nunca podrá saber qué clase de impacto tuvo en la vida de aquel hombre.

Quién sabe si jamás había experimentado el amor y la bondad de Dios antes, pero nunca olvidará ese momento; nunca olvidará la vez cuando un extraño, que sólo iba de pasada en un avión, voluntariamente lo ayudó en medio de una situación sin esperanza. Quizá en su momento más difícil, él pueda recordar que alguien se preocupó por él, alguien tuvo cuidado de él, así que de seguro debe haber un Dios que lo ama.

Las semillas de bondad y compasión de Dios fueron sembradas en el corazón de ese joven, y él nunca será igual, pero note que todo comenzó con un corazón lleno de compasión cuando mi papá se tomó el tiempo de escuchar la historia del joven.

Joel Osteen es el pastor principal de la congregación Lakewood Church en Houston, Texas, la cual es una de las iglesias más grande de EE.UU; según la revista Forbes y Outreach, con 30.000 miembros. Joel Osteen es catalogado como el pastor de programa inspiracional. En el 2004, Joel Osteen escribe su primer libro: Su Mejor Vida Ahora, fue lanzado por Time Warner quedando en los primero lugares de la lista de éxitos de venta del New York Times, y pronto subió al número uno. Se mantuvo en dicha lista de éxitos de ventas durante más de dos años y ha vendido más de cuatro millones de copias

Continua Leyendo
Comenta el Mensaje

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Ultimas Predicas

Copyright © 2018 Predicas.co