Connect with us

Hugo Solis

Cristianos Desechables

Hugo Solis

Publicado

, el

Cuando Jesús se encontraba enseñando en el Monte dijo “Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal pierde su sabor, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y pisoteada por los hombres.” Mt 5:13

Jesús no está usando una parábola, sino que está afirmando que los cristianos somos la sal de la tierra y esto me habla de propósito, misión e identidad.

En primer lugar, propósito, para comprender porqué somos sal debemos considerar las funciones de ésta. La sal sirve para dar sabor, para conservar y para provocar sed. De igual manera los cristianos debemos dar sabor al mundo al provocar en los no creyentes el deseo de ser como la iglesia, los cristianos que son sal son aquellos que sus compañeros de trabajo les dicen “usted tiene algo diferente”, ese algo es el sabor que Cristo ha puesto en nosotros, el sabor de vida nueva.

Asimismo, el mundo se conserva gracias a los cristianos pues el juicio de Dios no cae sobre el mundo porque la iglesia está en la tierra, después del rapto vendrá el juicio. Así que nosotros somos quienes detenemos el juicio de Dios, dando oportunidad para que cada días más personas obtengan el regalo de la vida eterna. Por esta razón debemos aprovechar las oportunidades para alcanzar el mundo para Cristo.

La falta de pasión desvanece la naturaleza divina en ti, esto es resultado de un proceso: cuando comienzas a llamar a lo malo bueno

Por otro lado, los cristianos debemos provocar sed en la gente, sed por la Palabra de Dios, por su Presencia y por su Poder. Quiere la gente lo que tu le ofreces? La Gloria de Dios en nuestras vidas es llamativa y capta la atención del mundo, si la reflejamos entonces los que nos rodean no solo notarán algo diferente en nosotros sino que desearán tenerlo.

En segundo lugar, misión, los cristianos existimos para dar fruto, de lo contrario cuando aceptamos a Cristo como nuestro Señor nos moriríamos e iríamos al cielo, pero seguimos en medio del mundo para dar fruto.

Dios promete honrar a los que le servimos, porque Dios no es deudor de nadie , así que si damos fruto tenemos asegurado que Dios nos honrará (Jn. 12:26), y esa honra la recibiremos aquí en esta vida, comienza a pedirle al Señor que te de tu honra por servirle.

La improductividad es peligrosa, la sal que no sirve es desechada y entonces el mundo hará mofa del cristiano que es desechado (Jn 15:2, 16) El enemigo no solo busca que seas improductivo sino que después buscará avergonzarte, tus amigos te dirán “no que usted era cristiano y no podía bailar, o no podía contar chistes de esos”.

En tercer lugar, identidad, uno se identifica con lo que le apasiona, si no tienes pasión por las cosas de Dios eres como la sal que perdió su sabor. Mira que en Mateo 5: 13 dice que su sabor se desvanece, no que perdió su sabor, sino que poco a poco su sabor se desvaneció.

La falta de pasión desvanece la naturaleza divina en ti, esto es resultado de un proceso: cuando comienzas a llamar a lo malo bueno, por ejemplo miras programas en la televisión que presentan escenas que son contrarias a tus principios o que te tientan; cuando comienzas a hacer las cosas porque es moda, todo el mundo oye ese tipo de música y tu comienzas a oírla; cuando aceptas lo que la Biblia rechaza, por ejemplo cuando afirmas que las parejas homosexuales tienen derecho a formar familias y que la ley los proteja; cuando desea ser como los demás, te sientes impopular y por lo tanto aceptas, justificas y toleras el pecado. Recuerda que la Palabra de Dios en Prov. 17:15 exhorta contra esta conducta

“El que justifica al malvado y el que condena al justo, ambos son igualmente abominables para Jehová”

Ser sal es una orden de Jesús no una opción que tenemos, así que debemos procurar serlo, no caigas en la trampa del enemigo, pues aunque no pierdas tu salvación, sí vas a perder tu honra.

Te invito a ser sal dando fruto y a reclamar tu honra al Señor.

Ministro Ordenado y Graduado del Instituto Bíblico de las Asambleas de Dios. Actualmente es Asesor ad-honorem en la Asamblea Legislativa en Costa Rica y miembro del Consejo Pastoral de la Alianza Evangélica Costarricense. El ministerio del Pastor Solís está presente en más de 160 países de Ibero América y Europa por medio de la Televisión cristiana a través de sus programas Vida de Fe y Un Día en Tu Casa. Es invitado a conferencias de pastores y líderes para predicar y enseñar, así como a Cruzadas y Campañas de Fe y Milagros. Su ministerio apostólico se ha caracterizado por sus esfuerzos evangelísticos y misioneros para plantar Iglesias dentro y fuera de Costa Rica, levantar obreros, y dar una proyección social muy amplia a la Iglesia.

Continua Leyendo
Comenta el Mensaje

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Ultimas Predicas

Copyright © 2018 Predicas.co