Connect with us

Adrian Rogers

Tentaciones contra la Carne, la Palabra es Huir

Adrian Rogers

Publicado

, el

Cuando se batalla contra el enemigo interior, la carne, la palabra clave es huir.

«Huye, pues, de las pasiones juveniles …» (2 Timoteo 2:22). «Huid de la inmoralidad sexual. Cualquier otro pecado que el hombre cometa está fuera del cuerpo, pero el fornicario peca contra su propio cuerpo» (1 Corintios 6:18). Nadie le ha dicho a usted que puede vencer este pecado luchando contra él. Lo que debe hacer es huir.

¡Debe huir!, como si fuera un cobarde de primera clase. En 1 Corintios 10:13 leemos: «No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, quien no os dejará ser tentados más de lo que podéis soportar, sino que juntamente con la tentación dará la salida, para que la podáis resistir». A veces esa vía de escape es dos piernas y una gran carrera. Simplemente salga de allí.

Jesús nos enseñó a orar de la siguiente manera: «Y no nos metas en tentación…» (Mateo 6:13). No mire la basura de la televisión. No lea esas revistas. ¿Para qué meter eso en su mente? Al hacerlo está coqueteando con la tentación. Usted dirá: «Leer esas revistas sucias no me afecta».

Si usted es hombre y lee eso pensando que no le afecta, es porque usted cree ser uno de estos dos hombres: Superman o un gran mentiroso. No, usted no puede tomar el fuego en sus manos y no quemarse (Proverbios 6:27). Simplemente debe huir de estas cosas.

Jesús nos enseñó a orar de la siguiente manera: «Y no nos metas en tentación…»

Es hora de sacar los pasteles

Si usted quiere perder peso, saque de su casa esos pasteles. Si está intentando dejar de fumar, no ponga esos cigarrillos en el cajón por si acaso vuelve a fumar, ¡pues lo hará! Simplemente deshágase de ellos.

Le doy gracias a Dios porque me casé con una mujer virgen. Yo fui también al altar siendo virgen. Tuve tentaciones como todo muchacho las tiene. Cuando era niño me dijeron: «Un joven se convierte en lo que piensa». ¡Me pregunto por qué no me convertí en una muchacha!

En la universidad mantuve un lema sobre mi escritorio: «El que no quiera caer no debe andar por lugares resbalosos». «Huid de la fornicación».

«Huye también de las pasiones juveniles». No busque ver qué tanto puede acercarse. No se salpique. Eso es como jugar con fuego, como jugar con cerillas sobre paja.

Padres, cuando sus hijos tengan citas, no necesitan ir a sitios de encuentro solitarios. Permítales ir al juego de fútbol donde hay 50.000 personas. Y cuando vuelvan a casa, si se conocen lo suficientemente bien, y es hora de un beso de despedida, permítales hacerlo frente a la casa con la luz encendida y papá mirando a través del ojo de la cerradura con una escopeta de cacería. Usted tampoco se meta en esa clase de tentaciones.

José y la señora de Potifar

La Biblia nos dice que José fue atacado en la carne por parte de la señora de Potifar (desconocemos su primer nombre, sólo sabemos que era la esposa de Potifar).

José era administrador de la casa, el gerente, y Potifar era funcionario del faraón y capitán de la guardia egipcia. Su esposa miraba al joven José, que evidentemente era muy apuesto. Ella quería tener una aventura con él. Un día lo tomó por su manto e intentó llevarlo a la cama. José quedó petrificado y huyó dejándole la túnica en sus manos. José sencillamente salió de allí (ver Génesis 39:7-12).

Conozco a algunos predicadores de hoy que son muy insensatos. Yo creo que ellos habrían dicho: «Bueno, señora de Potifar, usted no debe actuar así. Arrodillémonos al lado de la cama y oremos al respecto».

Nunca intente hacer algo tan insensato. Contra el pecado de la carne usted no puede razonar ni resistirse. ¡La respuesta de Dios es correr en dirección opuesta, tan rápido como pueda!

Adrian Rogers nació en West Palm Beach, Florida, y decidió ingresar al ministerio cristiano a la edad de 19 años. Fue ordenado por la Iglesia Bautista de Northwood en West Palm Beach. En 1972 Adrian Rogers llegó a ocupar cargos de relevancia en la Iglesia bautista de Bellevue en Memphis, donde permaneció hasta marzo de 2005. El Pastor Adrian Rogers publicó 18 libros y grabó programas de radio y televisión llamados El amor que vale (en inglés Love Worth finding). Estos programas se han emitido en inglés y español.

Continua Leyendo
Comenta el Mensaje

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Ultimas Predicas

Copyright © 2018 Predicas.co