PREDICAS CRISTIANAS
Predicaciones - Sermones Cristianos Escritos - Videos de Predicas
INICIO PREDICAS
VIDEOS DE PREDICAS DE MARCOS WITT
ESTUDIOS BIBLICOS
SIGUEME
AGREGAR IGLESIA O MINISTERIO
BUSCAR SERMONES EN SIGUEME
FOTO
El Fuego del Señor, enfrentando la realidad
Predicas de Reinhard Bonnke - Cfan, Christ For All Nations
 

Enfrentando la Realidad

Ahora bien, vamos a ver la realidad. El fuego es un símbolo del Espíritu Santo y no únicamente una de sus cualidades. El Espíritu no es solamente gozo. Él tiene otras características – él es una paloma, el agua celestial, nuestro consejero, el que fue enviado en lugar de Jesús para que estuviese con nosotros; él es el viento celestial y el aceite de ungir.

Por lo tanto, su obra debe apreciarse dentro del contexto de todo cuanto él representa. Las facetas del Espíritu Santo son manifestadas a través de nosotros a media que somos llenos y nos movemos por el Espíritu. Es importante mencionar que toda obra cristiana depende del Espíritu. El punto que estoy tratando de establecer es que toda obra del Espíritu viene acompañada del fuego de Dios.

Si usted desea salvar las almas de una manera discreta, amable y sin emociones, al Espíritu Santo se le va a ser difícil cooperar con usted. Algunas personas quieren obtener una experiencia Pentecostal manteniendo la compostura, sin embargo, por lo general, el obtener una experiencia Pentecostal viene acompañado de estar “borracho” en el Espíritu. El poder del Espíritu de Dios es más fuerte que nuestros frágiles cuerpos. Cuando el fuego de Dios cayó en el Templo todos los allí presentes cayeron al suelo.

Lo que quiero decir es lo siguiente – usted no puede mantenerse calmado cuando el fuego del Espíritu cae sobre usted. En realidad, luego de una experiencia como ésta, usted nunca será igual. Cuando el rey Saúl recibió un toque del Espíritu, se convirtió en otro hombre. Si usted no desea ser diferente, no busque este fuego. Ya que si usted recibe este fuego dentro de la iglesia, también lo tendrá fuera de la iglesia.

Usted será diferente, tan diferente como un cardenal en medio de gorriones. Y eso es precisamente lo que el mundo necesita – personas diferentes. Personas que brillen como luceros “en medio de una generación maligna y perversa”. (Filipenses 2:15) Moisés vio cuando la zarza ardía y dijo, “...Iré yo ahora y veré esta grande visión...” (Éxodo 3:3). ¡Qué extraño! ¡Sí, divinamente extraño! ¿Cómo podremos impactar a las personas si somos iguales a ellas? Nosotros debemos ser hombres y mujeres cuyos corazones estén encendidos – lo cual no es necesariamente algo placentero.

En una ocasión, Pablo se rasuró el cabello de la cabeza para mostrar que había hecho una promesa. (Hechos 18:18) Las personas se fijan en ese tipo de cosas – ¿Un apóstol sin cabello? Vale la pena mencionar que Pablo no sentía vergüenza de verse así. A través de este acto, Pablo les mostró a todos que él era un hombre de mucha devoción que le había ofrecido una promesa a Dios. ¿Qué impide el que los creyentes que han sido bautizados en fuego hagan lo mismo?

Usualmente, el ser Llenos del Espíritu es un Evento Público

Los discípulos salieron del Aposento Alto transformados. Pedro obtuvo la atención de todos cuando dijo: “Todos somos testigos” (Hechos 2:32). En otras palabras, “Somos testigos de que Jesús vive - sólo basta con mirarnos a nosotros mismos”. ¿Cómo se ven las personas cuando salen de las iglesias los domingos en la mañana? Supongamos que el fuego del Señor se derrame en Westminster Abbey y todos salgan “emborrachados” en el Espíritu.

Cuando una persona es llena del Espíritu no lo puede ocultar. Usualmente, el ser llenos del Espíritu es un evento público. Dios no nos otorga su Espíritu con el propósito de proporcionarnos certeza y consuelo. De hecho, puede que lo que nos provoque sea disgustos.

El Espíritu Santo no nos es dado para que nos acomodemos sino para que salgamos de esa pequeña guarida donde nos encontramos y nos lancemos al crudo mundo en que vivimos. Una vez bautizado, usted tendrá un propósito en la vida – “pescar” seres humanos que se encuentran en aguas turbulentas.

El Espíritu de Dios no es una sensación o un poder, sino una Persona; la Persona del Espíritu Santo. Así como usted no puede repartir a su esposa(o) o a su hija(o), ningún predicador o evangelista puede impartir el Espíritu de Dios. El Santo Espíritu de Dios es una Persona.

Él no es impartido con el fin de crear efectos asombrosos en los escenarios, como si fuese un acto de magia. Su verdadero propósito es revelar a Jesús. Elimine a Jesús, y estará eliminando también al Espíritu Santo. Si eso ocurre, usted se quedará solo.

Levántese, Hable y No permanezca Callado

Deseamos una iglesia bautizada en fuego. Ya es tiempo de que nos levantemos, hablemos y jamás callemos. Dejemos que el Espíritu Santo ponga el fuego en nuestras bocas. En la antigüedad, muchos cristianos fueron quemados vivos para que iluminaran los jardines de Nerón.

Nosotros debemos brillar como llamas Divinas en la oscuridad de este mundo incrédulo en el que vivimos. Un hombre que está “encendido” en el fuego del Señor, no tiene miedo de lo que los hombres le puedan hacer. Nosotros conocemos a Aquél que es verdadero; vamos a hablar mostrando que lo conocemos. El fuego tan sólo puede hacer aquello que le permitimos. El Espíritu Santo sólo llevará bendiciones donde nosotros vayamos.

Debemos encender el fuego aunque sea a base de argumentos. Sí, seremos figuras controversiales pero también seremos la causa de que la maldad sea expuesta. Señalando así, que la maldad es digna de desprecio.

La incredulidad y el rechazo a Cristo producen todo tipo de perversidad y maldad a su paso. ¡El mundo está loco! Es una verdadera locura el dudar de Dios, de la resurrección de Cristo y de la Palabra de Dios.

Si las personas resplandecieran y las iglesias ardieran con el fuego del avivamiento, ese fuego se esparciría como un fuego en un bosque forestal. El avivamiento es fuego. Todo avivamiento está compuesto por personas que han sido llenas del verdadero fuego de Dios y que están ardiendo delante de todos los hombres.

El avivamiento nunca llegará mientras usted permanezca cómodamente dentro de su casa pidiéndole a Dios que actúe. Una vez Dios lo bautice en Fuego, lo enviará al mundo de la misma manera en que Sansón envió a las zorras con antorchas en sus colas. (Jueces 15:4-5)

 

 

AGREGA TU SERMON

PREDICAS Y PREDICADORES

Predicas y Predicaciones de Cash Luna
Predicas de Dante Gebel
Predicas de Marcos Witt
Predicas y Predicaciones de Guillermo Maldonado
Predicas y Sermones de Juan Carlos Ortiz
Predicas y Mensajes de Max Lucado
Predicas y Estudios biblicos de R.C Sproul
Predicas y mensajes evangelísticos de Luis Palau
Predicas y Sermones de John Piper
Predicas y Sermones de David Wilkerson
Predicas y Sermones de Armando Alducin
Predicas y Sermones de Charles Stanley
Predicas de Joel Osteen
Predicas y Mensajes de Joyce Meyer
Predicas de Chris Richards
Predicaciones y Sermones de Rick Warren
Predicas y Sermones de John Osteen
Sermones de Charles Finney

Más Predicadores


SIGUEME NETWORK | MUSICAGOSPEL.COM | TUSERMON.COM | PREDICAS.CO | JUGUEMOSJUNTOS.COM | SIGUEMEMAS.COM
SIGUEME NETWORK © Copyright 2000-2013