Esperanza en Medio de la Tormenta

Joyce Meyer

Todos nosotros pasamos por tiempos difíciles en nuestras vidas, y así como una barca en la tormenta, necesitamos ayuda para mantenernos estables


Todos nosotros pasamos por tiempos difíciles en nuestras vidas, y así como una barca en la tormenta, necesitamos ayuda para mantenernos estables. Una barca necesita un ancla para mantenerse estable, y Hebreos 6:19, nos dice de que el ancla de nuestra alma es la esperanza.

Cuando usted y yo basamos nuestra esperanza firmemente en Dios y en su Palabra, es posible que podamos sentir el viento de las olas, pero al final, nosotros no seremos movidos.

Durante la tormenta, la esperanza nos da la habilidad para poder ver las cosas como realmente son y todavía estar confiados en que algo mejor está llegando. Eso hace que la esperanza sea algo muy poderoso y de gran importancia, lo suficiente como para que usted y yo la obtengamos—especialmente en tiempos de dificultad. De hecho, yo creo que la esperanza debe ser el fundamento sobre el cual nuestra fe debe estar puesta.

En Juan 16:33, Jesús dijo que en esta vida tendríamos tribulaciones. Nadie—ni siquiera Dios—puede prometer que nosotros nunca tendremos que tratar con desengaños o problemas. Pero lo importante es que nunca dejemos de tener esperanza. Mantener una actitud positiva y sostenernos en nuestra esperanza nos pone en una posición para ver el poder obrador de milagros de Dios.

"Yo había sido lastimada y abusada muchas veces mientras que crecía, y pensaba que me podía proteger a mí misma de recibir más dolor al pensar de esa manera."

Romanos 8:28 dice “… todas las cosas trabajan juntas y son [encajadas a un plan] para bien para todos los que aman a Dios y son llamados de acuerdo a [Su] diseño y propósito.”

Yo puedo recordar un tiempo en mi vida hace ya muchos años cuando tenía una actitud negativa y sin esperanza. Toda mi filosofía estaba basada en que si yo no esperaba nada bueno, entonces yo no me sentiría decepcionada cuando nada acontecía.

Yo había sido lastimada y abusada muchas veces mientras que crecía, y pensaba que me podía proteger a mí misma de recibir más dolor al pensar de esa manera. Gracias a Dios, aprendí a poner mi esperanza en Dios y ¡empecé a creer por las cosas buenas que Él ha planeado para mi vida! Al enemigo le gustaría hacer lo mismo con usted—lograr que usted se quede enfocado en todo el dolor y decepción que usted ha experimentado. ¿Por qué?

Esto es para que usted rinda su esperanza y que espere que cosas malas le sucedan el resto de su vida. Pero, usted puede aprender a decir no a este plan de desesperanza en su vida y decida decir sí al plan de esperanza de Dios.

Jeremías 29:11, dice que ¡Sus planes para usted son para un buen futuro y para darle esperanza!

Yo le invito a que permanezca firme con su Padre celestial y diga, “Yo recibo las bendiciones de Dios para mi, y caminaré en el camino de Su plan para mi vida, porque mi esperanza está en Él.” Gane la batalla al enemigo al poner firmemente su esperanza en Dios y pelee por medio de las promesas de Su Palabra. Mientras que usted lee este artículo, estoy en oración para que se dé cuenta en su mente que ¡Dios es bueno, que Él tiene un buen plan para usted, y que usted lo va a alcanzar!
Creyendo por lo mejor de ÉL



67 personas se interesaron por esta predicacion

SOBRE EL AUTOR

foto de Joyce Meyer

Joyce Meyer es una Pastora, Maestra, Autora, y Conferencista y predicadora Cristiana muy dinámica y de notable reconocimiento. Sus libros se convierten rapidamente en best seller del New York Times.

Comparte!

COMENTA!
Estamos trabajando para ofrecerte un mejor sitio,
Pronto estará disponible el buscador interno como
los menues y opciones de pagina.
Si el sitio te es una bendicion,
por favor siguenos en Facebook!
Comunicado del 22ENE2016